SIRUSA
Servei d'Incineració dels Residus Urbans S.A.
Valorización

La actividad principal es la valorización energética de residuos con recuperación de energía mediante un proceso de tratamiento térmico.

 
Fundamento

La DIRECTIVA 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de noviembre de 2008 sobre los residuos, es la vigente como directiva marco de la gestión de los residuos en Europa.

En el artículo 3, Definiciones, la valorización se define como:

17) «reciclaje»: toda operación de valorización mediante la cual los materiales de residuos son transformados de nuevo en productos, materiales o sustancias, tanto si es con la finalidad original como con cualquier otra finalidad. Incluye la transformación del material orgánico, pero no la valorización energética ni la transformación en materiales que se vayan a usar como combustibles o para operaciones de relleno;

15) «valorización»: cualquier operación donde el resultado principal sea que el residuo sirve a una finalidad útil al sustituir a otros materiales que de otro modo se habrían utilizado para cumplir una función particular, o que el residuo sea preparado para cumplir esta función, en la instalación o en la economía en general. En el anexo II se recoge una lista no exhaustiva de operaciones de valorización;

El artículo 4, Jerarquía de residuos indica:

La actividad principal es la valorización energética de residuos con recuperación de energía mediante un proceso de tratamiento térmico.

 
Fundamento

La DIRECTIVA 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de noviembre de 2008 sobre los residuos, es la vigente como directiva marco de la gestión de los residuos en Europa.

En el artículo 3, Definiciones, la valorización se define como:

17) «reciclaje»: toda operación de valorización mediante la cual los materiales de residuos son transformados de nuevo en productos, materiales o sustancias, tanto si es con la finalidad original como con cualquier otra finalidad. Incluye la transformación del material orgánico, pero no la valorización energética ni la transformación en materiales que se vayan a usar como combustibles o para operaciones de relleno;

15) «valorización»: cualquier operación donde el resultado principal sea que el residuo sirve a una finalidad útil al sustituir a otros materiales que de otro modo se habrían utilizado para cumplir una función particular, o que el residuo sea preparado para cumplir esta función, en la instalación o en la economía en general. En el anexo II se recoge una lista no exhaustiva de operaciones de valorización;

El artículo 4, Jerarquía de residuos indica:

La siguiente jerarquía de residuos servirá de orden de prioridades en la legislación y la política sobre la prevención y la gestión de los residuos:

a) prevención;

b) preparación para la reutilización;

c) reciclado;

d) otro tipo de valorización, por ejemplo, la valorización energética;

e) eliminación.

Así esta Directiva 2008/98/CE admite la incineración de residuos sólidos urbanos como operación de valorización energética de residuos, únicamente cuando su eficiencia energética resulte igual o superior al umbral establecido utilizando la fórmula, conocida como R1, a que hace referencia el citado anexo II. En este supuesto tal incineración se considerará como una operación de eliminación, concretamente, la D10 del anexo I de la Directiva Marco de Residuos.

Recientemente se ha aprobado una modificación a fin de recoger las condiciones climáticas locales para calcular este cálculo de la R1.

 
Resultados

El pasado año 2016 SIRUSA alcanzó esta clasificación R1.

Fruto del espíritu de Investigación, que ha inspirado SIRUSA desde el principio de la actividad, actualmente se valoriza más del 96% de los residuos que entran en la planta. Además de la recuperación de energía se recuperan los materiales férricos y no férricos, y las escorias se convierten en materia prima para obra civil.

 

La siguiente jerarquía de residuos servirá de orden de prioridades en la legislación y la política sobre la prevención y la gestión de los residuos:

a) prevención;

b) preparación para la reutilización;

c) reciclado;

d) otro tipo de valorización, por ejemplo, la valorización energética;

e) eliminación.

Así esta Directiva 2008/98/CE admite la incineración de residuos sólidos urbanos como operación de valorización energética de residuos, únicamente cuando su eficiencia energética resulte igual o superior al umbral establecido utilizando la fórmula, conocida como R1, a que hace referencia el citado anexo II. En este supuesto tal incineración se considerará como una operación de eliminación, concretamente, la D10 del anexo I de la Directiva Marco de Residuos.

Recientemente se ha aprobado una modificación a fin de recoger las condiciones climáticas locales para calcular este cálculo de la R1.

 
 
Memoria de Actividades 2016
 
Memoria de Atividades 2017
Memòria de controles ambientales 2017
Esquema de la gestión de residuos 2017